Noticias

Está aquí:

octubre26

CRÓNICA SANT CUGAT – FÉNIX

El Fénix salió el sábado de Zaragoza a las 16:00 con un equipo que va tomando forma y tras un gran trabajo durante la semana. Los dos entrenamientos y el partido amistoso contra la USJ hacían presagiar un buen partido contra el Sant Cugat, un equipo “casi” de División de Honor. El objetivo, por supuesto, era subir un peldaño en la competición, ganar en confianza, disminuir los puntos encajados y mantener la intensidad durante más tiempo.

Llegamos al INOUT Hostel sobre las 20:00. Problemas de acceso para el bus y terminamos el camino a pie. Una subida que sirve de anticipo para la activación. Reparto de habitaciones y nos vamos en busca de la pista de basket donde se nos permitió entrenar. Quince minutos de toma de contacto con el balón, unos estiramientos y primeras consignas.

Cena y conversaciones de grupo en un lugar que realmente merece la pena visitar. Los chicos y chicas que atienden el Inout Hostel tienen un carisma especial, son amables, no ponen ninguna pega, al contrario, todo son facilidades en la atención. Nos sirvieron cena a deshora, estuvieron atentos en todo momento de un grupo tan complicado como el nuestro e hicieron, si cabe, más agradable la estancia en un paraje que, por sí solo, tiene mucho que ofrecer. Hasta una familia de jabalíes nos visitaron en la cena.

El domingo, tras el desayuno y una breve charla técnica, nos dirigimos al campo de juego. El día ya es caluroso y el partido comienza a las 12:30. El césped, artificial, despide un calor insoportable.

Comienza el partido y el Fénix aplica el guión previsto. Lucha en breakdown para ralentizar las salidas de balón del Sant Cugat. Esto, además de sorpresa en el contrario, provoca algún golpe de castigo en las filas locales y confianza en las visitantes. El Fénix defiende bien, su mejor arma la temporada pasada, se organiza y comienza a salir tímidamente al ataque. Tiene un golpe factible a palos, pero no entra. Llega varias veces a 22 contraria, pero la toma de decisiones unas veces o errores técnicos otras, impiden que algún punto suba al marcador. En el minuto 30 un jugador del Sant Cugat está siendo atendido en el suelo y el ataque de su equipo se dirige hacia allí. Nuestros defensores tienen que rodear al lesionado, no se llega bien y el ala local aprovecha la circunstancia, ayudado por una gran ejecución técnica, patea detrás de la defensa y recupera el balón para ensayar.

Con el 7-0 el Fénix vuelve a luchar cada balón en el suelo y a jugar los pocos de que dispone, pero no encuentra fisuras en la defensa rival. En el último minuto se salva una situación de peligro a cinco metros de nuestra zona de marca.

 

El descanso no nos sienta bien. Nos protegemos del sol en la única zona de sombra del campo. El relax se apodera del equipo y cuando salta al campo, sin casi darse cuenta, ha recibido dos ensayos con las consiguientes transformaciones en contra. El marcador pasa a un 19-0.

Entran Vicente y Juárez para oxigenar al equipo. Se nota la presencia de los dos y volvemos a trabajar duro sobre los balones contrarios. Comenzamos a tener problemas en melée y entra Josema. Se solucionan. Karmelo recibe un golpe en un hombro y entra Juan Mesado. Juanjo pasa a dirigir el equipo. El equipo vuelve a funcionar y a tener balón. Casi inexistente en ataque en la segunda mitad. Una touche en 22 contraria propicia un maul que recuerda a los de tiempos recientes. El equipo, compacto, llega hasta ensayo pero no termina de posar. Sigue insistiendo y, tras una serie de fases, el juego se cambia de lado y Thomas ensaya bajo palos. Juanjo pone el 19-7 en el marcador. El Fénix tuvo durante 4 minutos el sueño del bonus defensivo, pero el Sant Cugat lo rompió con su último ensayo que sí le dio el bonus ofensivo.

 

Hoy no sería justo destacar a nadie, porque los 23 que saltaron al campo hicieron un trabajo espléndido. Un buen amigo argentino del Sant Cugat y gran entrenador de la escuela de su club, me ha dicho al finalizar el partido: “Hacía tiempo que no veía a un equipo con tantas ganas de jugar. Tenéis lo más importante: muchísimas ganas. Y eso no lo dan en la universidad”.

 

El debut de Thomas Armand, espectacular en defensa, la vuelta del London Scottish de Nico Bono, referente de una generación de jugadores que tiene gran peso en el equipo, la vuelta, también, de Romain y la recuperación de jugadores lesionados o con contratos finiquitados hará que el equipo sea mucho más compacto.

El Sant Cugat, un equipo con gran calidad técnica, muy peligroso entre las líneas de 15 y touche y con un gran entrenador que trabaja duro para mejorar un grupo que, a buen seguro, estará en la lucha por ascender a División de Honor. Para el Fénix, un honor jugar contra un club de la categoría del SantCu.

Gracias por el recibimiento y darnos la oportunidad de aprender.

  • Posted by fenix

  • Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/41/d490384223/htdocs/wp-content/themes/fenix/template_inc/loop-index.php on line 229
    1 Tags
  • 0 Comments

CATEGORIES Crónica

COMMENTS

Deja un comentario