Noticias

Está aquí:

noviembre30

CRÓNICA FÉNIX – LA VILA Y SOMONTANO – USJ FÉNIX

El sábado fue intenso para el Fénix. Mientras las chicas, los sub 18 y el senior de territorial viajaban a Somontano para disputar sus correspondientes encuentros ligueros, el primer equipo esperaba en casa al todopoderoso La Vila. Como espectador omnipresente, la lluvia.

El sábado era un auténtico desafío jugar en el Velódromo. La lluvia había caído sin descanso durante toda la mañana y el cielo estaba tan encapotado, que las luces de los aviones que sobrevuelan los pinares camino del aeropuerto, se veían a duras penas. El Fénix estaba con confianza. Dos victorias en los dos últimos partidos habían generado una buena dinámica en el grupo. Los chicos volvían a sonreír y ya se sentían un equipo de División de Honor B. Pero faltaba confirmar todas esas sensaciones contra un grande. Y en esta liga todos son grandes. Todos tienen bagajes envidiables, han hecho historia en algún momento de sus largas trayectorias y prácticamente todos, quizás a excepción de Sitges y nosotros mismos, han militado alguna vez en División de Honor o jugado fases de ascenso a la categoría de oro del rugby español. Pero este año, esta temporada, hay tres equipos que ya se perfilan claramente como los punteros de la liga: CAU, Sant Cugat y La Vila. Un par de escalones por detrás, el resto.

La Vila es un equipo semi-profesional y la planta y maneras de sus jugadores en el calentamiento así lo atestiguaba. La diferencia de tamaño era ostensible tanto en los backs como en los forwards, pero al Fénix, a este grupo de chicos de la cantera salidos de los colegios, no parecía importarle ni el físico del rival, ni la historia que atesora. Su objetivo es hacer del velódromo un fortín y, poco a poco, lo irán consiguiendo.

El partido comenzó con dominio alicantino. El Fénix se defendía, pero el peligro acechaba pronto. Una entrada entre Juanjo y Thomas de Lucas Poggi, potente centro Vilero, no acaba en ensayo por poco pero, lamentablemente, sí con su presencia en el partido. Una rotura fibrilar le obliga a abandonar el terreno de juego para dar entrada a Duncan Tout, nuevo fichaje procedente de Inglaterra. En el minuto 15 La Vila gana una touche en nuestra 22 y, tras un maul y varios pick’n’go consigue un ensayo y la consiguiente transformación, poniendo el 0 – 7 en el marcador que, a la postre, sería el definitivo.

El Fénix se fue para arriba con el ensayo. Comenzó a dominar territorialmente y la posesión, pero los alicantinos tienen mucho oficio y es muy complicado penetrar entre su defensa muy organizada y con contactos individuales muy fuertes. Aún así, el Fénix insistía, los minutos pasaban, y no se llevaba peligro real a la 22 contraria. La Vila cimentó su triunfo, o el Fénix su derrota, en dos aspectos fundamentales: el line out y el kicking game. El Fénix nunca tuvo un saque de lateral cómodo y no pudo trabajar el empuje posterior y, en el intercambio de patadas, casi siempre perdió metros.

La segunda parte continuó con dominio local, incluso más acusado. Juárez entró por Josema y la melèe notó el refresco. Poco después Baselga y Michael reforzaban la segunda y tercera línea. La Vila no movía banquillo. Hasta el minuto 20 de la segunda parte el dominio del Fénix fue creciendo, pero poco a poco el equipo iba siendo consciente de que ensayar y empatar el partido iba a ser harto difícil. La Vila lo notó y se fue para adelante. Ya solo quedó el pundonor, las ganas y la inquebrantable voluntad de este equipo que es capaz de dar la vida por un punto bonus. La Vila paró el corazón del Velódromo en el último segundo cuando un golpe de castigo factible en condiciones normales, decidió tirarlo a palos. La grada, abarrotada y respetuosa, guardó el aliento y un silencio sepulcral. El jugador alicantino falló y el Fénix consiguió un merecido punto, que ni hubiera soñado a principios de temporada.

Gracias a La Vila por su visita, a la grada por su presencia y respeto y a todo el Club por seguir creciendo día a día.

 

En Berbegal, Huesca, el recibimiento de los anfitriones fue, como siempre, espectacular y desde aquí, aunque ya lo saben, el Fénix pide disculpas por “salir huyendo” del tercer tiempo para llegar al Fénix – La Vila que empezaba en Zaragoza.

El día estaba como en Zaragoza, como en toda España. Barro, lluvia y agua aunque, afortunadamente, sin frío.

Comenzaron los sub 18 que parece van recuperando jugadores lesionados y formando un grupo de mucha calidad, pero con pocos efectivos. Aún así, Crespo y Mauricio con la ayuda de José Antonio están sacando el máximo rendimiento de los chicos. Un gran grupo de técnicos y jugadores han confluido para darle continuidad a un proyecto fundamental; los sub 18.

El resultado y el partido fue para el Fénix por 7 – 36 con bonus ofensivo. A pesar del resultado, los chicos del Somontano pelearon el partido y van desarrollando aptitudes como sus hermanos mayores, el senior. Los nuestros siguen de líderes y la semana que viene juegan en la universidad un amistoso contra el Uni, potente equipo que, parece, será el rival a batir este año.

 

Las chicas, repuestas de unas semanas complicadas por estudios y la derrota en Lérida, viajaban a Berbegal con el objetivo claro de la victoria para seguir peleando por  los puestos altos de la tabla. En un campo impracticable, cumplieron su misión y ganaron 7 – 17 a las locales que todavía no se han estrenado este año con victoria. No obstante, como todos los equipos de su Club, siguen mejorando a pasos agigantados.

 

El B llegaba con bajas y más que se fueron produciendo durante el partido por brechas y alguna nariz desplazada. El Somontano, año a año, presenta unas delanteras enormes, gigantescas, que, a buen seguro, pondrían en aprietos a la mayoría de equipos de División de Honor B. El Fénix comenzó dominando y ganando con un golpe transformado por Rodrigo. El Somontano se fue echando encima con una fase de conquista poderosísima y marcó dos ensayos antes del descanso. Con 10 -3 comenzaba la segunda parte y la lesión, nada grave, de Diego Tolosa. A partir de aquí el equipo se descompuso y se vino abajo. Los ensayos fueron llegando y el resultado terminó con un 48-3 para los locales.

 

 

  • Posted by fenix

  • Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/41/d490384223/htdocs/wp-content/themes/fenix/template_inc/loop-index.php on line 229
    1 Tags
  • 0 Comments

CATEGORIES Crónica

COMMENTS

Deja un comentario