Noticias

Está aquí:

octubre05

CRÓNICA DEL FIN DE SEMANA

Cuatro equipos del Fénix viajaban fuera de casa para cumplir con sus compromisos de competición.

Los sub-18, el senior B y el femenino se desplazaban a Tarazona en la primera jornada de la liga regional aragonesa que, poco a poco, va creciendo en licencias, equipos y clubes.

Comenzaban los sub-18 contra un Tarazona que presentaba un equipo muy renovado, tras el cambio de categoría de la mayor parte de sus jugadores del año pasado. El Fénix, entonces más joven, sigue manteniendo parte de su bloque y, como habitualmente sucede en estas categorías, la experiencia es más que un grado. El partido terminó con un 19-62 para nuestros chicos que esta temporada tienen un buen grupo. Numeroso y competitivo. Los responsables, Mauricio y Miguel Ángel Crespo.

 

Las chicas se enfrentaban a un hueso duro de roer como es el equipo rojillo. Las chicas del Seminario comenzaron adelantándose en el marcador, marcaron una diferencia de cuatro o cinco ensayos y las del Fénix fueron a remolque durante el resto de partido. Al final, 55-15 para las locales.

 

Conforme avanzaba el día en Tarazona se ponía más negro para el Fénix. El B, que presentaba casi 30 jugadores, al igual que Tarazona, sucumbió 93-0 en un partido donde la falta de placaje, como demuestra el resultado, fue la nota más destacada por nuestra parte. El Tarazona presentó un juego rápido, abierto, con mucha posesión de balón y transmisión a las alas donde hicieron mucho daño.

 

Por su parte el A viajaba a Valencia para tratar de borrar el mal sabor de boca que el CAU dejó en su visita a Zaragoza. El Tecnidex Valencia tiene una delantera muy potente, posiblemente la más fuerte de la liga y una tres cuartos joven y rápida. Los dos equipos se repartieron las fases de conquista: la melèe para los locales y la touche para los visitantes. El Fénix tuvo pocos balones desde el scrum y de mala calidad. Justo lo que le pasó al Valencia en el line out.

El partido comenzó con dominio de los locales que a los 5 minutos conseguían el primer ensayo tras un maul desde touche y posterior pick’n’go. El Fénix se fue arriba, parte por los golpes cometidos por los locales, parte porque comenzó a tratar de igual a igual a un equipo de División de Honor B. LLegó bien a la 22 contraria, conquistó sus saques de lateral con claridad, pero estaba espeso en ataque. Logró 3 puntos de un golpe de castigo transformado y siguió jugando en campo ché. Pero la tercera línea valenciana es realmente dura, rápida y fuerte. Los pocos balones que los locales tenían los jugaban con su número 6 (ex pro D2 francesa) o con su número 8, que rompían la primera cortina defensiva del Fénix por el centro o al interior del 10. En una de esas rupturas vino el segundo ensayo local que puso el 12-3 en el marcador. La historia se volvió a repetir y el Feńix volvió a la carga y consiguió otros tres puntos más poniendo el 12-6, marcador con el que se llegó al descanso.

El cambio sustancial de categoría ha traído, al margen de las bajas que acumula el Fénix y que presumiblemente habrá recuperado para la siguiente jornada, la gran diferencia de esfuerzo que al Feńix le cuesta conseguir un ensayo (1 en cuatro partidos) y lo poco que le cuesta al rival conseguir los suyos (20 en los mismos partidos). Justo al contrario que el año pasado, donde el Fénix fue el segundo equipo de todos los grupos de nacional con menos puntos encajados.

En el descanso había buenas sensaciones de cara a la segunda parte. Había confianza en el equipo, en el grupo y se notaba en las caras de la gente. Pero la realidad es dura y a los cinco minutos el Fénix encajaba el tercer ensayo bajo palos tras una melèe y el resultado se iba a 19-6. Aún así el Fénix volvió a la carga, no de forma tan clara como en la primera parte, pero si que siguió teniendo posesión de balón. El Valencia perdía mucho con los cambios que el cansancio y las lesiones obligaban a mover el banquillo. El Feńix también movía, pero no había revulsivo. Josema, Juárez (que todo el equipo, el Club, suspira por su vuelta en buenas condiciones), Diego Alonso, Michael, Romain, Juan Mesado…. demasiadas bajas. El banquillo, plagado de juveniles, salió con ganas, pero la inexperiencia se paga. No obstante, esos minutos serán de oro en un futuro cercano. Los Guille, Iñaki, Luis López, Cuenca, Juan Carlos… poco a poco irán venciendo a la desconfianza.

El Valencia remató el partido, dejó el resultado en un 31-6 y nos ofreció un buen tercer tiempo, con buenas conversaciones de rugby y de vida. Gracias al Tecnidex y a la ciudad, porque cada día está más bonita.

 

 

 

  • Posted by fenix

  • Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/41/d490384223/htdocs/wp-content/themes/fenix/template_inc/loop-index.php on line 229
    1 Tags
  • 0 Comments

CATEGORIES Crónica

COMMENTS

Deja un comentario