Noticias

Está aquí:

febrero16

Crónicas Fénix vs Tudela (cadete), Fénix vs Jaca y Fénix vs Sitges

Amanece nublado. Un día pesado. El sol se despereza entre los pinares, pero no puede. Mantiene la tensión de una ciudad, de un Club, de un equipo.

Los sub-18 aparecen con cuentagotas por el Velódromo. A veces les cuesta, pero cuando se enchufan ya no hay quien los pare. A Barrakus la gracia no le hace gracia.
Gonzalo da inicio a un partido, a una mañana, a un día que será difícil de olvidar. Posiblemente no se olvide jamás. Los chicos comienzan un tanto adormecidos, como si la tensión del primer equipo fuera un brazo de goma que los asfixiara. Aun así pronto cae un primer ensayo. El Tudela no es un equipo fácil de ganar. Es duro, rocoso y va asentando conceptos tecnico-tácticos que en breve le darán frutos. Los nuestros también se van asentando. Toti maneja bien. Jorge rompe cada vez más fácil entre cualquier intérvalo. Edmundo, desde atrás hace daño. La delantera funciona. Así, no es fácil parar al Fénix. Los ensayos van cayendo, pero estamos en la segunda parte y Tudela nos acorrala en nuestro campo. Se sufre. Sabemos sufrir. De hecho es el sentimiento que mejor conocemos. Llevamos treinta años nadando entre lodos, recibiendo golpes y levantándonos tras duras caídas. Somos un púgil que sabe encajar. Duros fajadores. Tras los dos ensayos los chicos se vienen arriba. Hasta los nuevos, los que llevan poco tiempo en el Club andan contagiados de un espíritu competitivo irreconocible. Todos quieren jugar, nadie quiere perder. El Fénix se estira y se contrae como un acordeón. Y vuelve a la carga.
Gonzalo pita el final. Los chicos se abrazan, los chicos sonríen. El marcador dice: 53-12. Un enorme abrazo a la gente de Tudela. Compartimos carácter, río y pasión por el rugby.

1795558_10201578394398071_2087501290_n

 

La grada se va poblando. Todos esperan el desenlace de una historia que no termina. Que comienza. Los amigos de Jaca estrenan camisetas y suben la cuesta del velódromo con la sana intención de ganar en el llano. No bajan del Pirineo para ser una mera comparsa y quieren unirse a la fiesta. A su fiesta. El segundo equipo sale suelto, decidido a cumplir con el trabajo encomendado. Ser los mejores teloneros del grupo que interpreta el mejor rock”n”roll. La melèe tiene kilos y los utiliza bien. En la tres cuartos hay músicos que bien podrían estar tocando en la banda estrella del concierto. Las cosas salen, el balón fluye de lado a lado y en el eje profundo. Suenan bien. La acústica es buena y el público tiene ganas de pasarlo bien. ¿Alguien dijo que la banda era local? Si, pero no lo casino online parecen. Parece un grupo traído de muy lejos, de esos lugares en que todo parece ser mejor que lo de aquí. Si, chicos, este es el Fénix, el equipo de rugby de nuestra Zaragoza. Los que tocan de oído y parecen una orquesta de cámara. Un ensayo. El Jaca tira de físico y de juego hilvanado. Sacan un golpe. Casi cuarenta metros y lateral. A palos, piden. Ahí aparece Sergio. Joven, decidido y con posibles. Con muchos posibles. Mira el balón, mira los palos. Dentro. No es casualidad, que nadie lo llame sorpresa. El Fénix vuelve a la carga. Otro ensayo. El Jaca devuelve golpe por golpe. Tres puntos más. Descanso, charla y otra vez a la batalla.
Ya es la segunda parte y el Fénix toma el mando. Caen más ensayos, hay cambios y el oxígeno se renueva. Jaca lo intenta, el Fénix no se deja. 34 – 6 y todos a la ducha. Gracias, Jaca, por acompañarnos en este día. Una gran parte de culpa de todo lo bueno que nos pasa es vuestra.

 

1012563_10201578395758105_786305752_n

 

En la grada ya no cabe un alma, si es que la gente del rugby tiene alma. Las butacas de palco están sold out. El gallinero vibra y el auditorio pide que empiece la función. Viene la tele, viene el concejal de deportes. Saque de honor. Hay mucha actividad, mucho público, a veces los acomodadores no dan más de sí y el griterío es ensordecedor. Nadie quiere estar sentado, todos quieren vivir el espectáculo de pie. El Sitges saca de centro. El Fénix recibe. Se comienza con el plan establecido. Primer acto, trabajo cerca de los puntos de encuentro. Pero la cosa no funciona. El Sitges defiende bien y el Feńix no abre huecos. La conquista está entre equilibrada e inclinada al lado del Sitges. La melèe no funciona. El viento nos sopla de cara y no es nuestro amigo. El Fénix hace pocas cosas bien, pero la grada lo agradece. Pampa rompe la primera cortina catalana, un pase a Gato, una patada y ya estamos en su 22. Las defensas se imponen. El Sitges no construye, pero destruye bien. Treinta minutos y el full back de Sitges, que es argentino y juega relindo, se mete tres puntos al bolsillo. Tres minutos después Juanjo se los devuelve. Intercambio de cromos, pero ninguno repetido. Al filo del descanso acción no deseable. Juan Pasamar sale del campo con la nariz que se gira como cabeza de búho. Joaquinito, tras varios golpes se tambalea como peonza. Entran Josema y Liviu.

 

1604714_10201578398398171_1478639626_n
La segunda parte comienza como la primera. No hay continuidad, la conquista está trabada, no hay secuencias de juego más allá de dos o tres fases. Este partido va a terminar 6-3, me dice Barrakus. Le creo.
Juárez y Farled insuflan aire renovado. El Fénix domina, ahora sí, claramente. Pero el Sitges no rebla. No parece que puedan golpear donde duele, pero un error cuesta un ensayo. Hoy, un partido. Ya casi está a punto de finalizar el tercer acto. Golpe del Sitges y Juanjo pone el 6-3 en el marcador. El Fénix aprieta, pero no termina de ahogar. Cuando parece que ya está el ensayo, la obra decae en ataque. Y las defensas se acomodan. Nadie crea verdadero peligro. Minuto 23, otro golpe, tres puntos más. El 9-3 no da tranquilidad, todavía hay posibilidades de no celebrar. Hay dos o tres más quiero pero no puedo y el drama toca a su fin.
Cuando el árbitro señala el final, el público no puede esperar más e invade campo, pasillo y se funde en abrazos. Sonrisas y alguna lágrima. Todo de corazón.

 

1795661_10201578402078263_1164424871_n
La grada monumental, hoy y toda la temporada. Gracias a todos los patrocinadores. Sin ellos no sería posible tanta alegría, ni poder pensar en este proyecto que hoy comienza. Gracias al presidente y toda la Junta Directiva, implicada hasta la médula. A todos los que colaboran de una forma u otra, dentro o fuera del campo. A los que jugaron y a los que jugarán. Y a los que juegan, todos, que han dado todo y más de lo que tienen. Que viven el rugby, el club, los amigos, en definitiva, con una pasión que a veces duele.
Un saludo a Sitges, un buen viaje de vuelta y suerte en el resto de temporada.
A todos, GRACIAS. Hoy comienzan nuevos tiempos, una nueva época y muchas ilusiones.

 

  • Posted by fenix

  • Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/41/d490384223/htdocs/wp-content/themes/fenix/template_inc/loop-index.php on line 229
    1 Tags
  • 0 Comments

CATEGORIES Sin categoría

COMMENTS

Deja un comentario