Noticias

Está aquí:

mayo20

Crónica Cowper Oviedo – Fenix Club de Rugby

La temporada ha sido larga y dura pero muy gratificante. Entrenar a un grupo que colabora, disfruta y crea el buen ambiente que ha habido durante estos dos años, solo puede reportar satisfacciones correspondidas. Cuando el primer día de septiembre de la temporada pasada volví a casa tras retomar las riendas del senior pensé que había un enorme trabajo por hacer con un gran grupo. El paso del tiempo ha dado y quitado razones a aquella sensación. El grupo es enorme y el trabajo ha sido grande, pero suave como una camada de gatitos persas. Humanamente el grupo es excepcional y, deportivamente, que nunca es lo más importante para crecer, duro e imperturbable. Una apisonadora que nunca cede, que siempre avanza paso a paso hacia el objetivo que se propone. Brillante la mayoría de las veces, aunque tampoco le importa jugar entre las sombras cuando es necesario. El equipo ha ido, claramente, de menos a más. A mucho más.

En Oviedo el Fénix aterrizaba con una renta de 35 puntos, pero sabiendo que los equipos en su casa ni son ni juegan igual que en Zaragoza. El Velódromo es y debe seguir siendo un bastión irreductible. El tiempo del fin de semana no acompañaba. La lluvia, el frío y el barro no son amigos del juego a la mano. De la creatividad. El domingo, sin embargo, amaneció casi soleado y el campo estaba en perfectas condiciones. Los chicos estaban animados.
El Oviedo comenzó dominando claramente el juego corto, muy cerca de los puntos de encuentro. El Oviedo renunció claramente a remontar la eliminatoria y se centró en derrotar a un equipo que, también muy claramente, ha sido la sorpresa de la eliminatoria. Los Pick’n’go de una delantera veterana, dura y muy consistente dominaban al Fénix, pero no subía puntos al marcador. Era el minuto 20 de la primera parte. En los 15 minutos siguientes hubo un toma y daca de dominio y de ensayos. El Cowper consiguió romper la muralla zaragozana y ensayar. Poco después, Pierre conecta con el cerrado con Juan Pasamar para poner el 7-5 en el marcador. Vuelven los astures a la carga y aumentan diferencias con otro ensayo. Tras el saque de centro, el Fénix comienza a crear peligro y dominar a través de la continuidad. El Cowper juega al límite del fuera de juego, entorpece las salidas de balón que son lentas, pero aún así Joseba, tras otra buena jugada de todo el equipo pone el 12-10 antes del descanso.
Tres cambios, Alex, Josema y Nico dan al Fénix más mordiente, más velocidad y se pone por delante (12-17) en el marcador tras un ensayo de Liviu, que ha hecho una gran temporada. Ha crecido físicamente y como jugador. Parece que el Cowper se puede venir abajo y el Fénix controla el balón y crea mucho peligro que, unas veces la precipitación y otras por errores propios, no consigue rematar una faena que apunta a la victoria.
El Cowper sigue con su juego cerrado que le hace daño al Fénix y consigue, tras mucho trabajo, dos ensayos que lo vuelven a poner franco en la eliminatoria (22-17), pero el Fénix nunca se rinde. Este equipo tiene hambre de victorias y de hacer las cosas bien, de cumplir con las expectativas creadas. Vasco gana metros, da un pase a Gato que, jugándose el físico mete hacia dentro para Vicente que empata el partido y hace justicia con el resultado: 22 – 22. Un empate que reparte méritos a dos clubes muy parecidos. Trabajadores, humildes y con una gran afición que los sigue donde vayan.
La eliminatoria para el Fénix y el ascenso conseguido dos años después de volver a la regional.

Sin una liga regional competitiva, como la de este año, donde los clubes de Aragón siguen creciendo, sin el apoyo de nuestra afición, de los veteranos, de la gente que está trabajando fuera para que el Club sea más grande de lo que ahora es, para dar ese pasito más que siempre nos hemos propuesto, con decisión, pero sin ostentación, sin todos esos ingredientes, el equipo no hubiera conseguido la pequeña proeza que ha conseguido.
Los infantiles tienen un equipo pequeño de efectivos, pero de mucha calidad. El cadete ha conquistado la Copa y Liga de Aragón. Igual que el senior que, además, ha vuelto a Nacional.
Gracias a todos los que habéis colaborado en que todo esto sea posible. Especialmente a Andrés, Vicente, Gato, Barrakus y Karmelo que siempre me han ayudado a tomar decisiones, llevar un grupo excepcional e, incluso cuando ha sido necesario, hemos debatido y corregido caminos para llegar a mejores puertos. Siempre desde el respeto y la amistad.

¡AUPA FÉNIX!

  • Posted by fenix
  • 1 Tags
  • 0 Comments

CATEGORIES Crónica

COMMENTS

Deja un comentario